martes, 27 de mayo de 2014

Monkey bread


Desde muy pequeña ya hacia de las mías...

Recuerdo que cogía el pan y lo untaba de salsa de toffee casera que hacia mi abuelita.

Estaba esperando que llegara el fin de semana porque sabía que iríamos a verla y ella tendría salsa de toffee casera esperándome en la cocina...


Lo rellenaba tanto, que al morderlo, la salsa de toffee se salía por los lados (evidentemente siempre lo hacia a escondidas) y mi mami me decía...Nadia no te pongas mucho que te caerán los dientes...



Pero mi mente ya no escuchaba, lo único que me preocupaba era, no terminarlo muy pronto porque ya no podría comer hasta la siguiente semana.



Han pasado los años y sigo igual, bueno, peor, lo mio con el azúcar es crónico, en serio...

Y un buen día, me hablan del Monkey Bread, o dicho de otra manera, Pan de Mono.

Para l@s que no lo conozcáis, este dulce se sirve para desayunar en Estados Unidos.


Es costumbre servirlo calentito, vamos, que sacarlo del horno, esperar unos minutos, desmoldar y zampar...

Pero lo mejor, es que "debes" comerlo con las manos, cada bolita de la que esta compuesta se despega muy fácilmente, así que de las manos a la boca.


Cuenta la leyenda que la idea de este dulce nació del fruto que da el árbol africano Baobab, por las bolitas que contiene el fruto en su interior.

También cuentan que el nombre viene por el "modo" en el que tiene que comerse.

Y con eso de que los monos comen con las manos...

Pues eso, que, Monkey Bread.



La mayoría de las recetas rebozan cada bolita en azúcar y canela.


Yo decidí añadirles salsa de toffee...Mucho toffee...burradas de salsa de toffee...


Por eso os contaba al principio del post mi adicción.




Debo confesaros que no había guardado la cámara todavía, y ya estaba zampandome un buen trozo con las manos...Espectáculo de sabores asegurado.

Y si es con mucho toffee, mejor que mejor. 

Así que, ¡a por todos los ingredientes!
Espero vuestros comentarios.

Os quiero,
Nadia.

Monkey Bread con salsa de Toffee:


670 grs de harina
10 grs de levadura seca de panadero
100 ml de agua tibia
200 ml de leche tibia
70 grs de mantequilla en pomada
100 grs de azúcar
2 huevos

Para el rebozado:

150 grs de mantequilla fundida
350 grs de azúcar
5 cucharadas de canela

Para la salsa de Toffee:

140 gr de mantequilla
275 gr de azúcar moreno
57 ml de nata liquida

Preparación:

Introducimos la levadura en un vaso con el agua tibia. Dejamos reposar 10 minutos.
En el bol de la amasadora agregamos la harina, sal y azúcar. Mezclamos bien.
Incorporamos los huevos y seguimos amasando hasta que empiece a integrarse.
Sin dejar de amasar incorporamos el agua tibia (que teníamos con la levadura) y la leche, despacio.

Dejamos reposar la masa hasta que haya duplicado su volumen.
Pasado este tiempo añadimos  la mantequilla y seguimos amasando hasta que quede totalmente integrada.
Dejamos reposar de nuevo hasta que la masa crezca de nuevo.

Para el rebozado:

En un bol, fundiremos la mantequilla y reservamos.
En otro bol, preparamos el azúcar con la canela hasta que estén totalmente integrados.

Para la salsa de Toffee:

Calentamos el azúcar y la mantequilla en un bol y esperamos a que se disuelvan los ingredientes.
Una vez fundidos el azúcar y mantequilla añadimos la nata (cuidado que puede explosionar un poquito) removemos hasta conseguir una consistencia más espesa.
Retiramos del fuego.

Precalentamos el horno a 180ª.
Finalizado este tiempo, haremos bolitas más o menos del mismo tamaño.
Cogemos cada bolita y la sumergimos en la mantequilla (que teníamos fundida), acto seguido la rebozamos con el azúcar y canela que teníamos reservado.
Así hasta llenar el primer piso del molde.

Bañamos toda la hilera con salsa de Toffee (que habíamos preparado) y seguimos incorporando bolitas hasta formar de nuevo otra hilera, incorporamos de nuevo salsa de toffee.
Continuamos hasta llenar más de 2/3 de nuestro molde.
Finalmente bañamos toda la ultima superficie con la salsa de toffee.
Introducimos el molde en el horno durante 35 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.
Pasado este tiempo, apartamos sobre una rejilla y esperamos a que se temple.
Desmoldar y servir con mucha salsa de toffee por encima.
¡¡Comerse más de la mitad!!


10 comentarios:

  1. Madredelamorhermoso!!!!! que pasada de receta. Me la guardo porque es para hacerla besotes princesa

    ResponderEliminar
  2. Este fin de semana lo preparo y ya te contaré que me salió

    ResponderEliminar
  3. Debe estar riquisimo.Que bonito post, me he paseado por tu bloc y ha estado un regalo visitarlo, te invito a ver el mio, “ Pintar es muy divertido. Constituye una delicia observar y exprimir los colores. Espero tu visita y si no eres seguidora me encantarías que te hicieras y así compartir nuestros blocs. Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Delicioso!
    Mi madre y yo qué aprendi de ella..rebozamos las bolitas en mantequilla.nueces trituradas y azucar.
    Otra versión llenar las bolitas con nutella y rebosar en cacao puro con azúcar. Mmmmm! !!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué hermosos recuerdos de la niñez! Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ayyyy comoo tiene que estar eso que jugoso se ve, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  7. Pedazo de receta!! Pero te falta poner el paso para hacer el toffee.
    Lo único es que para comerlo caliente para desayunar habrá que madrugar mucho, jajajaja.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar!! Gracias por la apreciación!!
      Subsanado :)
      Un beso!

      Eliminar
  8. La estoy preparando ahora
    Luego te enseño resultado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapaaaaaaaa!! Que ilusión!!
      Espero tus fotografías en mi otra página Nadia Murillo!! Esa es para vosotros :)

      Eliminar